Sigue la recomendación de OSIPTEL para una mejor conectividad durante las actividades remotas

La nueva normalidad surgida por los efectos del COVID19 en el Perú ha obligado a que muchos peruanos dependen “del internet” para realizar múltiples actividades que antes sucedían en el mundo físico. Así, la sobrecarga en las redes no es de extrañar, sobre todo para las conexiones de uso doméstico que no estaban diseñadas para soportar un uso intenso de datos.

OSIPTEL recomienda que, dado que la mayoría de hogares usa conexiones WiFi, se trate de ubicar el router lo más cerca posible a los dispositivos o usar un extensor tipo PLC que permite aprovechar el cableado eléctrico del hogar.

Estos dispositivos suelen constar de dos unidades: una que se conecta al router del proveedor de servicios de internet, y otra unidad, que puede ubicarse más lejos y retrasmitirá la señal tanto por WiFi (dependiendo del modelo), o a través de una salida de red Ethernet. La conexión de ambas unidades ocurre a través de las tomas eléctricas, de tal manera que si hubiera objetos o paredes que bloqueen una señal WiFi, esta solución PLC permte eludirlos y extender la señal siempre y cuando el cableado eléctrico sea continio.

Sin embargo, ninguna solución será mejor que un cableado LAN.

Si esto no es posible, trate de ubicar el router en un lugar céntrico libre de obstáculos, evitando paredes gruesas o fuentes de interferencia que puedan debilitar la señal.